12

EL ESPEJO


Vida social … ¿existe o está en trámite?

Psic. Carolina Elizabeth López

La gente adopta toda clase de actitudes acerca de las discapacidades.


Algunas personas piensan que las discapacidades son tragedias, errores del destino, castigo divino…


Ciertas personas creen que los padres con niños con discapacidad fueron elegidos porque podían manejarlos, que es una prueba de fe, que tienen la fortaleza para sobrellevarlo y que son fuertes; aunque otras solo sienten lastima por ellos.


Algunas personas creen que los padres con niños con discapacidad deben integrarlos por completo socialmente, pero hay otras que creen que las rampas para sillas de ruedas o las adaptaciones a los inmuebles son una perdida de dinero y ya ni hablar de lo que piensan de los lugares de estacionamiento para personas con discapacidad.







Algunas de estas personas opinan que los niños con discapacidad deberían de ser escondidos de por vida en instituciones o en su casa.


Pero hay otras, una minoría todavía, que creen que se les debe de integrar a la sociedad y que deben de convivir como cualquier otra persona, siendo educados junto a los demás niños, saliendo a jugar como todos y con todos, acceder a los lugares como cines, teatros, museos como cualquiera de nosotros lo podemos hacer, ¿pero de que dependen estas reacciones?


He llegado a observar que lo que mas influye son las actitudes y temores de los mismos padres y la familia y cómo enfrenta el hecho de que las demás personas reaccionen ante el niño ya que sabemos que algunos podrán mostrar curiosidad, interés, adoptarán una actitud positiva, tratarán de ofrecerte ayuda y te puedes topar con gente grosera e insensible.


También habrá que considerar cómo vas a responder tú como padre o familiar de una persona con discapacidad lo cual va a depender de la etapa del proceso de adaptación en el cual te encuentres y de tu estado de ánimo. Tal vez necesites estrategias específicas para tratar con otras personas que hacen comentarios o reaccionan de una forma que te hace sentir incómodo, a ti o a tu hijo.


Debes de considerar que si tu hijo se comporta de un modo “inapropiado”, mucha gente reaccionará. Otras personas tal vez no sepan que hacer o decir cuando observan una conducta agresiva o exagerada, amaneramientos extraños o movimientos impredecibles.


Estas conductas pueden incomodar a mucha gente o incluso asustarla, por lo tanto pueden reaccionar con una actitud amable, o mostrar disgusto o temor… lo cual no ocurre con un niño sin discapacidad.


Es difícil no responder cuando la gente hace comentarios insensibles o lastimosos. En parte se debe al factor sorpresa.


Los comentarios y miradas que esperas recibir como padre o madre son unos que te levanten el animo, positivos, de apoyo, no del estilo


¿Qué le pasa a tu hijo?.Así que me pregunto nuevamente


¿Cuándo llegará la sociedad al momento en el que “diferente” no signifique “erróneo”?


Quizás tienes días buenos y días malos respecto de todo esto.


En algunas situaciones puedes ignorar las miradas y los comentarios sin que esto afecte, y en otras puedes magnificar el más mínimo comentario hasta sentirte completamente incomodo.


Si al estar en la etapa de supervivencia te hallas en una bajada de la montaña rusa emocional, quizá permitas que las miradas y comentarios de otras personas te afecten.


Cuando te sientes vulnerable, puedes interpretar el comentario más inofensivo como un juicio o una crítica.


Si estas en una etapa de incertidumbre e incomodidad sobre la discapacidad de tu hijo puedes sentirte avergonzada, llena de excusas o molesta lidiando con tu hijo y otras personas.


Cuando estas en la etapa de búsqueda, puede haber días en los que salgas al ataque lista para educar a cada extraño que de un vistazo a tu camino.


Es como si tuvieras que ser la “representante de todos los padres con hijos con discapacidad” y tengas que parecer una persona informada, tranquila, organizada, bien adaptada, valiente, fuerte, feliz y capaz de tener el control de la situación.


Otros días, sobre todo en aquellos en que te sientes más acoplada, nada de esto te cause ofuscamiento, e incluso tal vez pienses “¿Cuál es el problema?”…


Así que para contestar esta pregunta, ¿existe la vida social? para mí la respuesta sería que efectivamente estamos empezando a crear una vida social para las personas con discapacidad y sus familias, en donde podamos integrarlas sin caras, gestos, conclusiones erróneas, falta de educación, etc.


Sino mas bien en donde reine la aceptación, la tolerancia y el respeto…peor creo que esto solo lo podremos lograra nosotros mismos como especialistas o como padres de un hijo con discapacidad a partir de nosotros mismos estar consientes del problemas y saber como enfrentarlo con tranquilidad y paciencia.


Así que mis consejos serian: anticipa y prepara un plan, después de analizar las posibilidades de éxito de tu salida, contemplando las reacciones de las personas y las tuyas, prepárate emocionalmente para manejar el factor sorpresa, protege a tu hijo no aislándolo sino tomando en cuenta sus necesidades y su estado emocional, decide qué decir a los demás si llegan a preguntar, en este sentido se breve, amable y sigue tu camino.


PERO SOBRE TODO RECUERDA

En la naturaleza no hay imperfecciones, sólo en la mente.
A nadie puede llamársele deforme sino al cruel.
Shakespeare.

.

12 comentarios:

Graciela

Un encanto el artículo!

Pienso que se necesita de apoyo psicológico, yo lo tengo tesoro para no responder de manera agresiva, tratar que la gente comprenda -aunque en muchos casos no lo intenten-.

Nada de encerrar a los hijos, son niños, jovenes o adultos con las mismas necesidades que los demás.

Mis besitos a la florcita ✿ڿڰۣ--ڿڰ... Abrazos Supermamiabu :)

mariagloria

Graciela pienso que antes encerraban a los hijos diferentes hoy parece que eso ya no se ve al menos creo yo gracias por pasar muchos besitos

Rosio

Muy bueno el artículo, yo también creo que estamos comenzando a crear una vida social, aunque todavia hay obstáculos inmensos creados por el prejuicio de la gente.
Personalmente para mi , Mika es una niña más como bien decia la mamá de Grandin Temple diferente pero no inferior.
Cariños,
Rosio

rosa

Mariagloria como siempre un buen artìculo Santi tiene un compañerito que tiene un hermanito que no se que tiene la mama siempre dice que tiene tres hijos pero sòlo a dos se les ve abrazos

julia

Muy cierto Maria Gloria la sociedad comienza a aceptar mas y por ende los padres a mostrar mas a sus hijos con capacidades diferentes , cariños

Santisiembra

Excelente post, como anillo al dedo a una situación que fue planteada en el colegio precisamente por esos indices de crueldad que suelen sufrir los niños. Falta mucha formación con respecto a estos temas y empatía.

mariagloria

Rosio somos nosotros los padres los que tenemos que concientizar sobre el autismo muy lindo tu escrito en el autismo 4, besitos

mariagloria

Mi hijo tambien tenia un compañero que tenia un hermanito que ahora que yo conozco el autismo digo que tenia autismo severo jamas la mama le llevo al club es mas ni en el cumpleaños de su hermano se le veia es una lastima gracias Rosa por pasar, besos

mariagloria

Asi es Julia sigamos concientizando a la sociedad, besos

mariagloria

Santisiembra que suerte que te sirve muy contenta, besos

Marina

Para imprimir y repartir!!! Nunca lo había leído y me parece genial! Gracias x compartir!
Besos

mariagloria

Me parece buena idea Marina, muchos besitos

Publicar un comentario en la entrada

Páginas

 

Jazmín |Copyright © 2011



top