Se cree que el niño con autismo tiene problemas para procesar la información sobre sí mismo.








Científicos encontraron evidencia de que la autoconciencia el entendimiento del yo es un gran problema para la gente con autismo.


Los investigadores de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, descubrieron que los cerebros de autistas son menos activos cuando se ven involucrados en pensamientos autoreflexivos.


Según el estudio -publicado en la revista Brain (Cerebro)- los resultados ofrecen información importante para poder entender las dificultades sociales que se enfrentan en los llamados trastornos del espectro autista.


Durante muchos años se ha considerado al autismo una enfermedad caracterizada por un extremo egocentrismo.


La nueva investigación demuestra, sin embargo, que la gente que sufre el trastorno tiene problemas cuando se trata de pensar o reflexionar sobre sí misma.


"La reina y yo"


Los científicos del Centro de Investigación del Autismo de la Universidad de Cambridge utilizaron tecnología de imágenes de resonancia magnética funcional para medir la actividad cerebral de 66 voluntarios hombres, la mitad de los cuales había sido diagnosticado con algún trastorno autista.


Se pidió a los voluntarios que emitieran un juicio sobre sus propios pensamientos, opiniones, preferencias o características físicas y también sobre alguien más, en este caso la reina Isabel II.


Los participantes debían responder a las preguntas mientras se llevaban a cabo los escáneres cerebrales, de tal forma que los científicos pudieron visualizar las diferencias entre la actividad cerebral de los autistas y los que no sufrían el trastorno.


En particular, les interesaba analizar una región del cerebro llamada corteza prefrontal ventromedial (vMPFC) que se sabe se activa cuando la gente piensa en sí misma.


"Esta área es como un detector de la autorelevancia" dice el profesor Michael Lombardo, quien dirigió el estudio.


"Ya que por lo general responde más a la información que está relacionada con nosotros mismos".


Más actividad


El profesor Lombardo descubrió que en los participantes sin autismo esta zona del cerebro era más activa cuando se le pedía al voluntario que respondiera preguntas sobre sí mismo que cuando debía responder sobre la reina.


Sin embargo, en las personas autistas la región cerebral respondía siempre de la misma forma, tanto cuando pensaban en sí mismas como cuando pensaban en la reina.


Según el investigador, estos resultados demuestran que el cerebro autista tiene problemas cuando necesita procesar información sobre sí mismo.


"Para poder navegar por las interacciones sociales con los demás es necesario mantener un rastro de las relaciones entre nosotros mismos y los demás" dice el científico.


"En algunas situaciones sociales es importante notar que "yo soy similar a ti", mientras que en otras situaciones podría ser importante notar que "yo soy diferente a ti"".


"La forma atípica con que el cerebro autista maneja la información autorelevante podría desviar el desarrollo social de un niño, particularmente en lo que se refiere a la forma como se relaciona con el mundo social que los rodea", expresa el investigador.


Otros expertos afirman que estos resultados ofrecen información nueva e importante sobre la forma como las personas autistas se relacionan con los demás.


"Sabemos que mucha gente con autismo desea interactuar con los otros y hacer amigos pero tiene dificultades para reconocer o entender los pensamientos y sentimientos de la demás gente". afirma la doctora Gina Gómez de la Cuesta, de la Sociedad Nacional Autística del Reno Unido.


"Esta investigación demuestra que la gente con autismo quizás también tiene dificultades para entender sus propios pensamientos y sentimientos y los mecanismos cerebrales que subyacen a este proceso" señala la experta.


BBC Ciencia.

...

6 comentarios:

Ricard

Hola Maria Gloria.
Muy interesante y curioso.
Gracias a los estudios realizados por grandes profesionales podemos tener un gran conocimiento y desarroyo para facilitar el dia a dia de nuestros niños especiales.
Un abrazo fuerte.
Ricard

rosa

Si Mariagloria aqui Santi habla en tercera persona lindo artículo abrazos

Marina

A nosotros nos costó muchísimo enseñarle a los dos chicos el yo. Constantino ahora habla en primera persona, pero todavía se le escapa referirse a sí mismo por su nombre.
Salva, tardamos mucho tiempo en enseñarle a reconocerse en una foto y en el espejo, y habla en segunda persona "querés agua, te gusta esto, etc"
Besotes

mariagloria

Gracias Ricard por pasar la verdad que si cada dia se conoce más el autisnmo ojalá muy pronto se sepa su causa, muchos besos

mariagloria

Pienso que la mayoria de los niños con autismo cuando comienzan a hablar hablan en 3era persona pero despues al enseñarles aprenden no te preocupes, besos

mariagloria

Nosotros tambien le enseñamos a jazmin que ella era jazmin con fotos, espejo es un trabajo duro pero bien remunerado en el sentido de las satisfacciones que nos dan son un amor estos chicos, besitos a los tres

Publicar un comentario

Páginas

 

Jazmín |Copyright © 2011



top