Estos juegos ya son mas avanzados, pero podemos usar las ideas y adaptarlas a cada uno de nuestros hij@s.

Una bolsa de regalos

Desafío: Responder a preguntas de lugar - “dónde”
Motivación: anticipación, mirarte actuar, “payasada”
Cómo se juega: Llena una bolsa grande de papel con 10-12 cosas que haya en la casa sacadas de diferentes lugares de la misma.

Por ejemplo, podrías elegir una cuchara/espátula/delantal (cocina), un frasco de shampú/cepillo de dientes/papel higiénico (baño) y un pijama/osito de peluche/frazada (habitación).

Toma 3 cajas de cartón vacías y pega un dibujo del cada lugar de la casa (de donde son las imágenes) en cada caja. Por ejemplo, a la primera caja se le pega la imagen de un baño, a la segunda de una cocina, a la tercera de una habitación.

Pon la bolsa de papel sobre un estante y muéstrale a tu hijo una imagen por vez. Pregúntale a tu hijo “¿a qué lugar pertenece esto?” Cada vez que acierte, actúa una escena usando ese elemento.

Podrías hacer de cuenta que te lavas la cabeza con shampú mientras cantas en la ducha, o que cepillas tus dientes, lengua y labios de una manera divertida y animada. Luego dale el objeto a tu hijo y pídele que lo coloque en la caja que corresponde.

Elabora tu propio menú

Desafío: Responder preguntas simples incluyendo su opinión al contestar.
Motivación: La comida, armando los menús.
Cómo se juega: Elige 15 fotos de diversas comidas (de las revistas o del Internet). Debes incluír 5 fotos de cada vegetal, plato principal y postre. Con tape, pega en una de las paredes los vegetales, los platos principales en otra pared y los postres en la tercera pared.

Trae 5 platos de plástico o de papel y coloca un plato sobre la mesa (los otros 5 ponlos sobre el estante). Pregúntale al niño qué plato principal quiere comer y pega lo que eligió al plato.

Luego pregúntale cuál vegetal le parece que puede ir bien con el plato principal que eligió y pégalo al plato. Haz lo mismo con el postre. Continúa hasta que el niño haya elegido los 5 menús.

Entonces, jueguen como si estuviesen en un restaurante donde es el niño que te sirve los platos que él mismo eligió.

Doctor

Desafío: Responder a preguntas del tipo “¿Qué?/¿Dónde?
Motivación: “instrumental” médico
Cómo se juega:Tener un maletín médico de juguete con variados instrumentales médicos. Por ejemplo, puedes poner dentro un estetoscopio, un frasco con una “supuesta” medicina (la “medicina” podrían ser cereales o bien algún sustituto libre de gluten, en caso que tu hijo esté siguiendo una dieta libre de gluten y caseína) y vendas.

Pon el maletín en el estante y haz de cuenta que uno de los muñecos de peluche que están en el cuarto tiene un dolor. Ponte en el rol de médico y trata al “paciente enfermo”.

Por ejemplo, tú podrías darle una píldora de cereal al oso de peluche que no para de estornudar. Luego de que tu hijo haya observado el “procedimiento”, puedes llamar a tu hijo para que sea el siguiente paciente.

Pregúntale a tu hijo “¿qué te está doliendo”? o “¿qué parte del cuerpo te duele”? Cuando responda trátalo con un remedio de juguetes.
Variación: para desafío adicional, deja que tu hijo haga de doctor. Él puede hacerte la mismas preguntas acerca de “Qué” o “Dónde” y darte un tratamiento.

Un montón de globos

Desafío: Responder a preguntas del tipo “¿Quién?/¿Qué?/¿Dónde?
Motivación: globos
Cómo se juega: Elige de 7 a 10 globos de diferentes colores, pero no los infles. Pégalos en la pared fuera del alcance de tu hijo. Toma de 7 a 10 pedazos de papel de los mismos colores de los globos.

En la parte de atrás de cada pedazo de papel escribe preguntas del tipo “¿Quién?/ ¿Qué?/¿Dónde? para preguntarle a tu hijo. Podrías preguntar “¿En dónde te gusta jugar?” o “¿Cuál es tu comida favorita?”

Luego de que tu hijo responda una pregunta, ayúdalo a tomar el globo pegado en la pared que coincida con el color del papel. Luego, infla el globo lo más grande que puedas pero no lo anudes.

Suelta el globo así tu hijo puede verlo volar a través de la habitación! Cuando el globo desinflado aterrice, ubícalo en el estante y lee la siguiente pregunta en el siguiente trozo de papel. Continúa con el juega hasta que hayas hecho “volar” todos los globos.

Yendo a la tintorería

Desafío: Preguntar y responder preguntas del tipo “¿Qué?”
Motivación: Manchas divertidas, usar una botella que tenga rociador, agitar un objeto.
Cómo se juega: Dibuja unos círculos en una caja de cartón para que parezca un lavarropas y ubica la caja en la habitación. Toma 5 prendas e “inventa” una mancha en cada una de las prendas colocando un sticker de color en cada una de ellas.

Pon las prendas en una bolsa y dásela a tu hijo. Dile a tu hijo que te alcance cada prenda como si él estuviera en la tintorería. Luego que tu hijo te haya dado una de las prendas, pregúntale qué tipo de mancha hay en esa prenda (por ejemplo, podría decir que la mancha es de helado de frutilla).

Luego de responder a tu pregunta, puede ayudarte a ponerle un spray removedor de manchas (puedes usar un rociador lleno de agua). Luego pon las prendas en el “lavarropas” y pídele que te ayude a agitar la caja para poder “lavar” las prendas.

Continúen agitando hasta que se limpie la “mancha” (para remover la “mancha”, quita el sticker). Al momento de tomar la próxima prenda, aplicarle el spray y lavarla, pregúntale a tu hijo qué tipo de mancha tiene esa prenda. Continúen jugando hasta que hayan “lavado” todas las prendas.

Mi propio juego de memoria

Desafío: Jugar juegos con reglas simples.
Motivación: Juntar cartas de gente que tu hijo ame
Cómo se juega: Toma fotos de cinco miembros de tu familia o amigos que sean importantes para tu hijo.

Haz dos copias de cada foto (o usa dos diferentes fotos de la misma persona) y mezcla las fotos de manera que queden ordenadas al asar. Colócalas boca abajo y tomen turnos tratando de encontrar dos fotos iguales (o dos fotos de la misma persona).

Continúen el juego hasta que hayan unido todas las fotos. Quien tiene
más parejas de fotos gana.

Un amigable colectivero

Desafío: Tener conversaciones por 3/5 rondas… o mas.
Cómo se juega: Busca una caja grande como para que entre el niño.
Dibújale ventanas y ruedas como si fuera un colectivo.

Haz un agujero en la parte delantera de la caja y pasa una soga para poder ir tirando del “colectivo”. Explícale que tú serás el colectivero y que él debe quedarse sentado en la parada.

Dale unos boletos, para pagarse el viaje. Y dile que lo llevarás adonde él quiera ir. Entonces pasas por el banco de espera, esperas a que entre en la caja y la vas llevando haciendo rondas por el cuarto hasta llegar nuevamente a la parada. Durante el trayecto, de 3/5 vueltas, comienza una conversación. Un ejemplo:

Tú: Buen día.
Niño: Buen día.
Tú: ¿Cómo estás?
Niño: Muy bien.
Tú: ¿A dónde quieres ir hoy?
Niño: A la playa.
Tú: ¡Excelente! Has traído tu boleto?
Niño: Si.

Toma el boleto y dale unas vueltas. Pretende que llegan a la playa y toma algunos minutos para jugar en la playa juntos.
Luego, llévalo de nuevo a la parada y recomienza el juego, cada vez con un destino diferente.
Variante: En vez de usar una caja de cartón, puedes armar como un trencito con sillas y el conductor irá al frente. De esta manera, pueden intercambiar puestos para que el niño también sea el conductor (¡pues el no podrá tironear de la caja contigo dentro!).

Ayudita: Si le cuesta responder a tus preguntas, ayúdalo susurrándole al oído lo que tiene que decir. Si puede leer, le puedes dar las respuestas por escrito.

Trata de usar el escrito en las primeras vueltas y luego trata de que te conteste a medida que siguen jugando. Pero la idea es que el niño logre responder por sí mismo.

Vayamos de pesca

Desafío: Lapsos interactivos de atención de 9 minutos o más
Motivación: Motivaciones propias de tu hijo, atrapar un pez.
Cómo se juega: Arma una caña de pescar atando un extremo del hilo/cordel a un palo, y poniendo en el otro extremo un imán.

Corta entre 5 y 8 pedazos de cartulina blanca con forma de pez. Pega un imán en uno de los ladas de cada pez. Del otro lado escribe una actividad que a tu hijo le guste hacer (por ejemplo, recibir un masaje, jugar a la lucha.

Haz un “estanque de pesca” poniendo en el suelo un aro hula-hula. Pon todos los peces dentro del estanque hula-hula con la parte magnética hacia arriba. Hagan turnos para pararse al lado del estanque hula-hula e intentar pescar los peces con la caña magnética.

Cada vez que atrapen un pez lean la actividad y háganla juntos. Continúen jugando hasta que se acaben todos los peces en el estanque.

Tip: Si tu hijo se distrae fácilmente con la caña de pescar, ponla en el estante mientras hacen la actividad. Lo que lo distrae es ver tantos peces en el estanque al mismo tiempo, pon de a uno a la vez en el estanque.

Llama a un amigo

Desafío: Usar la imaginación/actuar.
Motivación: Diferentes personajes divertidos, anticipación
Cómo se juega: Lleva al playroom una bolsa con disfraces (Que incluya sombreros, anteojos y pelucas).

Pídele a tu hijo que se siente en una esquina del playroom con un teléfono de juguete y un juego de té. En la otra esquina del playroom pon una mesa con mantel. Esconde la bolsa de los disfraces atrás de esa mesa. Pídele a tu hijo que invite a sus amigos a tomar el té preguntándole “¿quieres invitar a …… a tomar el té contigo?

Adelante, llámalo!”Mientras tu hijo hace el “llamado”, escóndete detrás de la mesa y ponte un disfraz. Una vez que tu hijo haya hablado e invitado a …….., sal de atrás de la mesa vestido como ……….. y toma el té con tu hijo. Luego pídele a tu hijo que invite a otro amigo y vuelvan a repetir el juego.

Tip: Puedes variar llamando por teléfono a una muñeca e invitándola a tomar el té.

Cuándo, dónde quién?

Desafío: Haciendo que se haga entender, usando –como contexto- uno de los cuentos que contaremos.
Motivación: La anticipación, mientras oye un cuento divertido.
Cómo se juega: Sobre un pizarrón o papel tipo cartulina dibuja tres líneas verticales, formando tres columnas.

En la primer columna escribe CUÁNDO; en la segunda DÓNDE y en la tercera QUIÉN.
También marca tres sobres de la misma manera (uno que diga cuando, el otro dónde y el último quién).

Dentro de cada sobre, coloca CINCO tarjetas. Cada tarjeta tendrá escrita una frase relacionada con la palabra del sobre. Por ejemplo en el sobre que dice “cuando”, podrás poner frases como: “hoy”, “el día de mi cumpleaños”, “el año que viene” o “cuando yo era un bebé”.

Cuelga el pizarrón o la cartulina en la pared y pídele al niño que elija una carta de cada sobre. Pon cada tarjeta en la correspondiente columna pegándola con cinta de enmascarar.

Usa las tarjetas para crear el contexto de un cuento loco, divertido que tú le contarás al niño. Por ejemplo si el niño elige la tarjeta “cuando era un bebé”, luego “en la playa” y la otra “abuela y abuelo” podrás inventar el siguiente cuentito:

Una vez, cuando yo era un bebé y estaba en la playa con la Abuela y el Abuelo, ellos decidieron llevarme a jugar con un delfín. Así que se acercaron a la orilla, llamaron al delfín y todos nos encaramamos (nos subimos) a su lomo…”

Continúa hasta que hayas usado todas las tarjetas y le hayas contado varias historias bien diferentes y divertidas.

Variación: Toma turnos para elegir las tarjetas y pídele al niño que use las tarjetas que tú elegiste para que él cuente un cuento con esas frases.

La mañana y la noche

Desafío: Responder y hacer preguntas, hablar sobre eventos pasados y futuros.
Motivación: Representar los cuentos de manera divertida haciendo un dibujo o cartulina
Cómo se juega: Haz un dibujo en una cartulina o pega recortes con el sol arriba y la luna debajo del sol. Dibuja tres cuadrados y déjalos en blanco al lado de cada dibujo o recorte.

Pega la cartulina en la pared a la altura visual del niño. Busca tres cajitas de cartón y en tres de sus lados, dibuja o pega el sol, indicando la mañana y en los otros tres lados, pon la luna, indicando la noche.

Pídele al niño que tire al aire la cajita y que vea de qué lado aterriza, si es de mañana o si es de noche. Si aterriza con el sol hacia arriba, pregúntale “Qué fue lo que hiciste esta mañana?”

Deja que lo piense y luego pídele que represente lo que hizo durante la mañana (como lavarse los dientes, etc.) mientras que tú tratas de adivinar lo que está representando.

Si la cajita aterriza con la luna hacia arriba, pregúntale: Qué es lo que haces por las noches?”. Y después de que hayas adivinado cada actividad, dibuja un sol o una luna (según lo representado) en uno de los cuadrados en blanco que está al lado de
los recortes del sol y de la luna respectivamente.

Hagan turnos representando y adivinando hasta que toda la cartulina se haya completado.

Tu propio show de modas

Desafío: Contestar preguntas simples dando su opinión al responder.
Motivación: Que te vista a ti, y observar un show de modas
Cómo se juega: Prepara 4 bolsas de ropa para disfrazarse para usarlas en un Show de Moda. En una de las bolsas, pon 4 sombreros; en otra 4 camisas; en la otra 4 polleras y/o pantalones y en la última 4 adornos de bijouterie (collares, pulseras, aros, prendedores).

Vacía el contenido de cada bolsa y pregunta al niño “ ¿Cuál de estos (sombreros o camisas o pantalones o bijou) te gusta mas? Y ponte lo que el niño haya elegido, guardando el resto en sus respectivas bolsas y poniéndolas sobre el estante.

Una vez que te hayas vestido, pídele al niño que se siente a mirar su propio show de modas. ¡Seguramente le encante que tú desfiles y que lo hagas de una manera bien dinámica y graciosa! Cuando termines, repite todo el proceso, hasta que hayas desfilado con todos los ítems de cada bolsa.
.

12 comentarios:

Cristina

Mariagloria,eres un cielote,me das un montón de buenisimas ideas con Natalia,muchas gracias...enseñarles jugando,que mejor forma de hacerles terapia y acercarte a ellos pasando un tiempo divertido juntos.Un abrazo.

Programa de Desarrollo Psicosocial

Hola Ma. Gloria, a través del juego se crece y se aprende. Cariños y un besito a Jazmín

Marina

Muy buenas ideas, algunas cosas, como la de esconder y que él busque ya las hacen las terapeutas y se mata de risa :)
Besos

mariagloria

Cristina amiga gracias por lo de cielote!! para mi la forma de atraerles su atencion es con el juego ,contenta que te sirva para trabajar con la princesita, besitos

mariagloria

Es cierto Carmen con el juego es una linda manera de crecer, cariños

mariagloria

Si Marina vi en el video como juegan con Constantino para mi para que un niño siga, le guste y esté conectado le tiene que atraer la actividad que le hacen las terapeutas, besitos a los tres

Graciela

Una preciosura de entrada, sirve para todos los niños, aplicaré algunos con mis sobri-nietitos :)

Lástima que algunos papás hayan dejado de jugar con sus hijos: la imaginación, el saber esperar, son esponjitas que absorven todo :)

Besitos a mi Florcita :)

maria gloria

En verdad Graciela hoy todos los juegos son electronico sino es la compu es wii algo asi creo que se escribe y la imaginacion, la motricidad quedo afuera, muchos besos

VIVI

MIL GRACIAS PRECIOSA QUE BUENO ESTÁ ESTO EPRO VAMOS QUE RECIEN VOY EN LOS MÁS BASICOS JEJEJEJEJE PERO AHI VAMOS!!!! MUCHOS BESITOS ESTE MATERIAL ES DE LUJO MIL BENDICIONES Y MIL GRACIAS Y MUCHOS BESOS PARA JAZMIN Y QUE SUERTE DE TENER UNA ABU COMO TÚ!! TE FELICITO!!

mariagloria

Hola Vivi estos juegos son ya para chicos mas grandecitos y avanzados , hace un rato te escribi a tu correo , seguimos hablando besos a Isa

María mamá de Javi

Buenísimo mariagloria, ya estoy trabajando conlos anteriores.

Muchas graciasy un beso grande

maria gloria

Gracias Maria!!!! los primeros son juegos para los mas chiquitos estos ya para los mas avanzados, muchos besos y buen comienzo de semana

Publicar un comentario en la entrada

Páginas

 

Jazmín |Copyright © 2011



top